Te presento el tercer y último post de la serie; en nuestra entrega anterior, hacíamos referencia a otras variedades de olivos, a saber: Picual, Arbequina y Lechín de Granada. La idea es enfocarnos más a las características del árbol que a las del fruto en sí.

En esa línea, toca hoy el turno a otras dos variedades de olivos: Arbequina y Manzanilla fina. Ambos con particularidades específicas que impactarán – como es lógico- en las características de los productos que de ellos surjan.

Variedad de Olivo Arbequina: es por cierto una de las más elegidas por los agricultores que buscan producción de calidad, pues el aceite proveniente de sus aceitunas es altamente valorado, considerado así de simple uno de los mejores del mundo. Si bien el fruto es pequeño, las plantaciones son densas y vigorosas y todo el esfuerzo se ve largamente compensado.

Variedad de olivo Manzanilla fina: son árboles que tienen la característica de una maduración temprana. Sus aceitunas son de sabor suave y por ello ideales para la producción de aceites destinados a aliños y aderezos. Es el que puedes ver en la imagen, en plena floración.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

1 comentario
Antonio comentó el 14.11.2008 a las 20:08 pm

Hola: he plantado en Coin (Málaga) olivos arbequinos, los he puesto con un marco de 3.5 m x 8, ¿ esta bien o me he equivicado. Gracias y saludos

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos