Reconversión ¿un imposible o una meta a alcanzar? La preocupación -en términos de superar retos y promover mejoras- de sostener la buena calidad en la producción olivarera y de que ésta sea rentable para todos los actores, es constante. Pero entendemos que debería ser compartida por más y más niveles de la cadena.

Es un hecho contundente que el cultivo del olivar ha dejado de ser rentable en para un elevado porcentaje (cercano al 80% por ciento en la zona) de fincas productoras. Los esfuerzos no cejan, especialmente por parte de la  Interprofesional del Aceite) y ayudan a sostener circunstancialmente, pero… no son soluciones de base.

Según afirman en Jaén, la solución es tan clara como poco sencilla de concretar: hay que abaratar los costes. La ecuación es simple: cuando hay pérdidas en vez de ganancias, la primera consecuencia nuestros campos quedarán vacíos  y la producción padecerá una severa deslocalización hacia otras provincias andaluzas, españolas e, incluso, a otros países con cultivos muy nuevos y muy mecanizados.

Por lo tanto no cesamos de enfatizar: la reconversión no es un simple deseo, es una necesidad imperiosa de la que depende la supervivencia del sector. Se necesita una toma de conciencia inmediata a nivel de todos los sectores… ya que nos va la vida en el asunto; de lo contrario los pequeños y medianos productores serán los primeros en sucumbir y las consecuencias son impredecibles.

Fuente: diariojaen

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos