El vareo es uno de los métodos menos aconsejables que existen en la recolección del olivo ya que dañan el olivo y además producen un aumento de la ganadería.

El vareo consiste, literalmente, en golpear el olivo con una vara larga para hacer caer la aceituna, previamente se coloca una malla o plástico debajo para recoger todas las aceitunas que vayan cayendo.

Para no dañar al olivo el vareo hay que realizarlo de forma lateral y siempre hacía abajo, de lo contrario se podría dañar el olivo. La vara utilizada deberá medir aproximadamente unos tres o cuatro metros de longitud. 

Las ventajas que tiene realizar este tipo de recolección es la de obtener grandes cantidades de aceitunas en poco tiempo y sin demasiado esfuerzo, lo contrario que realizar una recolección por ordeño donde hay que ir sacando aceituna por aceituna.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos