La floración de los olivos es uno de esos momentos muy esperados del ciclo anual. A fines de marzo o principios de abril, es el momento en que asoman tímidamente las primeras flores.

En la jerga de los entendidos, se dice que en este momento los olivos “rapean”. Los cierto es que éste es apenas el primer síntoma de la floración neta que se dará recién entre abril y mayo.


Será en junio cuando pueda observarse que las aceitunas toman forma, aunque sean aún pequeñas. La naturaleza necesita aún de un verano pleno para terminar su obra.

El otoño es quien develará la presencia de los primeros frutos francos. Todo depende de la especie, pero en las variedades más tempranas ya se podrá cosechar a fines de noviembre.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

1 comentario

[...] es dónde regar: no lo hagas a nivel de follaje (para evitar proliferación de hongos o dañar la floracion) sino siempre en la base de la [...]

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos