Es interesante mencionar, que el etiquetado del aceite de oliva debe ceñirse a algunas normas. Éstas son señaladas y especificadas por un organismo llamado Consejo oleícola internacional.

Además del nombre del producto, cosa obvia que debe constar en la etiqueta, es necesario que aparezca el tipo de denominación específica. Esto significa que debe especificarse exactamente qué tipo de aceite de oliva es, por ejemplo: virgen extra, virgen, virgen corriente, refinado etc.

Sin duda, el país de origen debe estar claramente especificado en el rótulo. A este dato debe sumarse nombre y dirección del fabricante, y en caso de que ea pertinente, deben constar otros actores que intervengan en el proceso de distribución como envasador, importador etc.

Por último otros datos que deben citarse son: denominación de origen, y el contenido neto del envase en unidades de volumen. Se recomienda al consumidor una cuidadosa lectura de estas etiquetas, para tener las máximas garantías acerca de su elección al momento de comprar.

Referido: sabor-artesano

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos