olivo

Son innumerables y ancestrales los vínculos del aceite de oliva con lo religioso. La planta del olivo en sí misma es mítica, vemos ramas de olivo en innumerables referencias pictóricas muy antiguas.

Por citar alguna conocida, vale mencionar una de las más célebres. Me refiero al mito del árbol de la plegaria hecha por Adamo cerca de su muerte;  resguardado en el aceite de la Misericordia; las semillas puestas en su boca bajo la sepultura nacían del cedro, el ciprés que estaba  junto a un olivo.

Como referencia, ya en las Sagradas Escrituras el aceite de oliva simboliza (en numerosos pasajes bíblicos) la alianaza con Dios y el género humano.  Recordemos, a sólo título de ejemplo a la célebre paloma que anuncia a Noé que diluvio universal llegaba a su fin.

Eran tiempos de reconciliación, de redimensionar la Alianza por lo que  ella portaba en su boca un ramo de olivo. Como decíamos antes, son varios los pasajes bíblicos que dan cuenta del uso y relevancia que el pueblo Hebreo otorgaba al aceite de oliva.

Te invito por ejemplo a recordar  Éxodo 40,13 (Arón  es elegido por Dios y se le comunica a  Moisés): “Luego derrama aceite de oliva sobre él, para consagrarlo como mi Sacerdote...”. Otro pasaje célebre es 1 Samuel 10,1 (el gesto de Samuel sobre Saul y David): “Entonces Samuel tomó un recipiente con aceite de oliva, y derramándolo sobre su cabeza dijo…“.

En el próximo post, veremos otras interesantes referencias, esta vez en relación al cristianismo.

Referido: coricelli

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos