Sorpréndete usando aceite de oliva. Éste ha sido utilizado durante siglos como un potente refuerzo de la belleza, y por ello es mucho más que un simple ingrediente culinario. ¿Quieres sorprenderte una y otra vez con sus increíbles potencialidades en ese sentido? Aquí va una breve reseña de sus usos más difundidos…

¿Quieres un cabello brillante? El aceite de oliva es el mejor acondicionador natural del pelo. Aplica antes de lavar tu cabello y envuélvelo en una toalla caliente. Deja reposar por 20 minutos y luego lava y  enjuaga normalmente. Si tus cabellos son rizados, el aceite de oliva puede “domar” tu erizada melena rebelde. Y no dudes: es lo más efectivo para ayudar con la reparación de puntas abiertas y para combatir la caspa.


¿Padeces de pies secos y agrietados? Frotando el aceite de oliva en tus pies todas las noches y  después cubriéndolos con calcetines antes de acostarte lograrás importante reparación a nivel dérmico. Al otro día los higienizas como corresponde y los cambios serán notorios: la piel estará más suave, tus pies de aspecto más joven y de contextura mucho más flexible y con aspecto saludable.
¿Necesitas retirar el maquillaje diariamente? No gastes en cosméticos caros: utiliza aceite de oliva para quitarlo y mejorar la condición de tu cutis, al mismo tiempo. Tan sólo añade unas gotas de aceite a un poco de algodón o a un Q-tip.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos