Al igual que el vino, el catador de aceite de oliva deberá poseer unas cualidades sensitivas muy agudas, tanto olfativas como gustativas y visuales.

Para realizar la cata del aceite de oliva se suele utilizar una copa con una apertura muy pequeña para que de esta manera se concentre toda la sustancia en su interior.  Así mismo el color del recipiente tiene que ser oscuro para que el catador no se deje llevar por el color del aceite.

El catador primeramente suele coger su copa o recipiente y huele su interior suave y lentamente para intentar encontrar todo lo positivo y negativo del aceite de oliva. Luego realiza una prueba de sabor tomando un sorbo del aceite.

Los catadores suelen dejar pasar un tiempo aproximado de un cuarto de hora entre cata y cata. Para eliminar los restos de la anterior cata suelen comer trozos de manzana para eliminar el sabor del aceite de oliva ya catado.

La importancia del catador es enorme ya que este determina la calidad del aceite de oliva.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos