La llegada de las técnicas de cultivo a España se produjo gracias a la introducción que realizaron los fenicios y griegos allá por el siglo XI. Luego los romanos serían los encargados de plantar los olivos en nuestra tierra.

De hecho los romanos acuñaron monedas de Hispania donde se dibujaba un olivo, más tarde se realizarían mejoras en la técnica de cultivo y elaboración de aceite de oliva.

Por su parte, más tarde con la invasión de los árabes en el territorio de la península, se incrementó el cultivo del olivo. El aceite de oliva pasó a formar parte de la sociedades más ricas y el consumo para los pobres se hacía prácticamente inalcanzable.

El descubrimiento de América en 1492 permitió que olivo llegara a tierras sudamericanas como Perú, Chile, Argentina o México.

El aceite de olivo se ha convertido en un alimento importantísimo en prácticamente todo el mundo y aunque su origen y mayor productividad se encuentra en las zonas cercanas al mar Mediterráneo se puede encontrar en cualquier parte del mundo.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos