E.P.I. equipos de protección individual para el olivar. Comentábamos en nuestro post anterior que a sugerencia de un amable lector comenzaríamos a abordar este tema con mayor profundidad y a ello nos abocamos en el día de hoy, haciendo foco en el trabajo del olivar.

Partiendo de la base de que usar este equipamiento no es una opción sino una obligación (tanto para el trabajador para su propia seguridad como para el empresario quien debe respetar la normativa), un EPI debe cubrir la mayor parte de los riesgos y proporcionar protección a la máxima cantidad posible de partes del cuerpo humano.

Del Manual de buenas prácticas en trabajos en el cultivo del olivar (al que dedicamos un post anterior) , tomamos la siguiente reseña de composición de un E.P.I., que detalla -para cada parte del cuerpo a proteger-, la prenda o equipo de protección adecuado:

Cabeza                                  –> Sobreros, gorros o caperuzas
Cara y ojos                          –> Gafas protectoras y pantallas faciales
Brazos, torso y piernas –> Trajes de protección tipo “monos” y delantales
Manos                                  –> Guantes
Pies                                        –> Botas altas
Vías respiratorias            –> Máscaras o mascarillas de protección respiatoria

Fuente: faffe

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos