Entrega del Premio del Olivo 2012

El aceite de oliva, conocido también como “oro líquido“, es uno de los alimentos más valorados a nivel mundial por sus propiedades curativas. Por ejemplo, consumir aceite de oliva virgen podría ayudar a prevenir la pancreatitis aguda; una inflamación de este órgano puede llegar a ser muy peligrosa.

El páncreas es una glándula ubicada detrás del estómago, del lado izquierdo del cuerpo, la cual es la encargada de producir jugos digestivos, además de insulina (hormona que regula la forma de almacenamiento de los nutrientes que digiere el organismo). En definitiva, es una glándula esencial para la vida, ya que posee funciones endocrinas y exocrinas.

Sin embargo, al consumir grasas animales (leche de vaca, carnes rojas, etc.), productos refinados (embutidos, fritos, entre otros), alimentos adicionados con químicos (conservantes, aditivos, colorantes, etc.), y productos refinados (azúcares, harinas, entre otros), estamos dañando el buen funcionamiento del páncreas, obstruyendo muchas de las funciones vitales del cuerpo. También es malo para el páncreas fumar, beber alcohol, estar enojados frustrados y hasta desilusionados.

Entonces, para ayudar a mantener nuestro páncreas correctamente, lo que debes hacer es tomar diariamente una cucharada de aceite de oliva virgen extra con un poco de jugo de limón, o beber un vaso de agua tibia con jugo de limón exprimido inmediatamente después de haber tomado la cucharada de aceite de oliva. Lo ideal es que los hagas dos veces: en ayunas cuando de levantas, y antes de irte a dormir.

Y recuerda, el aceite de oliva posee muchas propiedades que sirven para combatir diversas enfermedades, por eso es fundamental que lo incluyas en tu dieta.

Etiquetas

Categoría Aceite de oliva

0 comentarios

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos