Como producto natural que es, el aceite de oliva requerirá algunas condiciones especiales para mantener sus propiedades. Os propongo repasar sintéticamente algunas de ellas.

Primer punto clave hace referencia a mantenerlo alejado de fuentes de calor importantes y de la luz. Es necesario además preservarlo del contacto con el aire y con ambientes húmedos.


Se recomienda además que no esté almacenado en sitios donde esté en contacto con olores intensos. Es notoria su facilidad para absorber aromas extraños, que son rápidamente detectados por los consumidores exigentes y por supuesto por los catadores expertos.

Por último, lo mejor es almacenarlo en recipientes herméticamente cerrados, preferiblemente de vidrio y nunca de hierro. Un buen consejo es estar atento a las fechas, ya que no es buena idea almacenarlo por mucho tiempo una vez abierto su envase original.

Referido: aceitedeoliva

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos