olivar

Hoy compartimos conocimiento acerca de otra de las plagas que – además de la mosca del olivo- constituye un verdadero azote para esta especie. Se le conoce ampliamente por su Barrenillo, que es su nombre vulgar.

Estamos hablando de un coleóptero muy difundido en los motes olivares mediterráneos. Visualmente, para que te orientes, estampos hablando de un pequeño escarabajo de no más de 3 mm de longitud en su etapa de adultez.

Es justamente la primera “generación” de Barrenillos adultos la que provoca los mayores estragos atacando las yemas axilares y brotes. Abriendo importantes galerías en ellos, provocan la inoperatividad de los mismos y por tanto su  muerte.

No es fácil de detectar (pues crece en las ramas podadas a las que nadie presta atención y luego se traslada al olivo vivo)  ni de combatir. Una medida barata y eficaz, es simplemente quemar las podas de olivo una vez realizadas; no obstante por supuesto que sí, existen tratamientos con químicos y medicamentos tales como formation o dimetoato.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos