Aceite oliva, cómo reutilizar el aceite de oliva. Ya hemos señalado muchas veces -pero vale reiterarlo- que el aceite de oliva es una de las mejores opciones para freír alimentos. No sólo es el más estable al alcanzar temperaturas elevadas, también es uno de los que más demora en descomponerse.

Por este motivo, es perfectamente reutilizable, siempre que se cumplan dos condiciones:mantener su color amarillo dorado (no haya oscurecido) y no lo hayas utilizado más de cuatro veces en total. El primer paso para reutilizarlo, es realizar un filtrado (ideal cuando está tibio) de modo que estés seguro que no permanece ningún tipo de residuo alimenticio.

¿Cuáles son esas elevadas temperaturas que el aceite de oliva es capaz de alcanzar? Si eres principiante te asombrará saber que cómodamente este aceite alcanza entre 160º y 200º sin riesgo ninguno. Uno de los beneficios más claros y sencillos de comprender, es el hecho de que al alcanzar estas temperaturas, el alimento que se coloca a freír inmediatamente genera una especie de corteza al tomar contacto con el aceite, lo que impide que el alimento se impregne excesivamente de aceite en el proceso.

Como consecuencia, el contenido calórico y de grasas de los alimentos que se fríen en aceite de oliva, es sensiblemente menor respecto a otras frituras. Eso sí, debo señalar un detalle en relación al tema temperatura de fritura: en ese rango antes mencionado, la temperatura óptima, más recomendable y en cierto modo “perfecta” es 170ºC y si cuentas con una freidora eléctrica será muy sencillo regular este detalle.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos