Como hemos mencionado antes, el proceso de elaboración de aceite de orujo de oliva requiere temperaturas altas. Esta circunstancia, por sí sola compromete la potencialidad de riesgos al consumo.

Dos factores
en este sentido pueden contribuir a la formación de sustancias tóxicas. El primero, que la temperatura del proceso de elaboración supere los 300 C.


El segundo, que si bien pudiera ser inferior a los 200 C, el tiempo al que se somete al aceite a la misma sea largo. Si este supera los 30-40 minutos sin duda se formarán estas sustancias perjudiciales.

Se trata de los llamados benzopirenos, que son elementos grasos que reaccionan de forma inmediata. son capaces de disolverse y penetrar en las membranas celulares causando oxidación intracelular, lo que significa envejecimiento y muerte de la célula.

Referido: sabor-artesano

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos