Aceite de oliva y pérdida de peso. La pregunta late por aquí y por allá… ¿Realmente el aceite de oliva contribuye en el propósito de perder peso? Para hallar la respuesta es necesario tener claro la diferencia entre decir que un alimento “sirve” para adelgazar y decir que un alimento “contribuye al propósito de adelgazar.

Debes saber que todos los aceites, incluidos los aceites de oliva, son 100% de grasa. La diferencia es que en el caso de aceite de oliva, los beneficios a nivel y el reducido aporte calórico, son factores que se suman. El aceite de oliva contiene aprox 9 calorías por gramo, lo que podemos traducir en una medida más sencilla y usual en nuestra cocina, como 120 calorías por cucharada sopera.

Esto significa lisa y llanamente que debe utilizarse con moderación si quieres perder peso. El aceite de oliva se hizo popular en el contexto de la Dieta Mediterránea, sobre la que que algunos expertos creen (basados en estudios científicos serios) que es responsable de los bajos niveles de enfermedades del corazón en los países mediterráneos.

¿Cuál es el punto clave? El hecho de que aunque el aceite de oliva es una grasa monoinsaturada saludable, no contiene ácidos grasos esenciales (AGE) y dentro de las “grasas” es sin duda de las más saludables, especialmente por sus beneficios más contundentes: capacidad de disminuir el colesterol malo y promover el bueno y su potencial anti oxidante que contribuye a una muy buena salud integral.

Entonces queda claro que no es que literalmente el aceite de oliva “adelgaza”, sino que es de los mejores a la hora de optar por un aceite que no comprometa el aumento de peso e incluso es apto para incluir en dietas hipocalóricas. Te recomiendo, sin duda el aceite de oliva virgen extra.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos