aceite de oliva y obesidad

Aceite de oliva y obesidad: una relación acerca de la cual te invito a aprender. Comencemos por decir que llamamos estado de  obesidad o  sobrepeso cuando las reservas de energía traducidas en grasa corporal, son excesivas.

Es una ecuación simple, ello sucede cuando la cantidad de energía aportada por la dieta es mayor que la cantidad de energía gastada. Una forma de corregirlo es garantizar que el gasto de energía sea mayor que la ingesta de energía, otra es que esta ingesta sea un poco más reducida o “inteligente” y aquí precisamente es donde entra el aceite de oliva.

El aceite de oliva es un alimento de gran valor biológico; al igual que todas las otras grasas y aceites es alto en calorías (9 kcal por gramo), lo que podría hacer pensar que contribuiría a la obesidad. Pero los hechos demuestran rotundamente lo contrario ya que hay menos obesidad entre los pueblos mediterráneos, los mayores consumidores de aceite de oliva en el mundo.

Estudios serios y altamente confiables, han  demostrado que una dieta de aceite de oliva, promueve y conduce a una mayor y más duradera pérdida de peso que una dieta baja en grasas comunes. A ello se suma el hecho de que se acepta mejor porque tiene buen sabor y es un estímulo constante a comer verduras frescas.

Relacionado: Aceite de oliva acalórico

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos