estres

El estrés es uno de los flagelos más difíciles de combatir en el mundo actual. Lo padecen desde los grandes empresarios, hasta los y las docentes e incluso las amas de casa. Es que nuestro mundo se ha vuelto acelerado, hay que hacer o contemplar mucho en poco tiempo.

El fenómeno suele desbordarnos y no existe como tal un medicamento para contrarrestarlo. Lo que podemos hacer es  esforzarnos por cambiar hábitos, organizarnos y ayudar a nuestro cuerpo a sobrellevar el ritmo.

Precisamente en este último sentido, el aceite de oliva – una vez más- es portador del beneficio casi milagroso. Por una parte, desde su propia composición química y molecular, las sustancias que lo componen promueven un elevado efecto antioxidante que impacta a diferentes niveles.

Mejora nuestra circulación, mejora nuestro físico y aporta energía saludable, lo que reunido -así de simple-,  nos prepara mejor para enfrentar los retos que terminan convirtiéndose en situaciones de estrés cuando no podemos con ellos. Por otra parte su uso es altamente recomendado como saborizante y aromatizador de las comidas, con lo que puede sustiuirse otros condiementos más nocivos como la sal.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos