Los aceites de oliva se clasifican en muchos tipos. Seguramente has escuchado hablar de algunos de ellos, sin saber quizá cuáles son sus diferencias o similitudes.

Una primera gran clasificación, puede ser entre aceite de oliva virgen y aceite de oliva refinado. Precisamente, hoy enfocamos atención en este último.


Un aceite de oliva, se categoriza como refinado, cuando los aceites de oliva vírgenes han sido sometidos a un proceso llamado refino. Uno de los resultados más notorios se da sobre un parámetro llamado acidez libre.

La misma, se expresa en ácido oleico y no puede ser superior a 0,3 g por 100 g. Muchas veces proviene de aceites que en un principio no pueden ser consumidos por su elevada acidez, pero al someterse al refino ésta desciende a niveles aptos.

Referido: aceitespeal

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos