2corazon

La impactante noticia ha sido ampliamente bienvenida, tanto en medios gastronómicos, como -muy especialmente- entre los pacientes elevado riesgo de enfermedades cardiovasculares. Es que no es para menos: éstos podrían volver a consumir aceite ya sin culpa, siempre que – claro está-, se trate de aceite de oliva virgen.

El estudio, aún no concluido, ya arroja resultados asombrosos. El mismo, cuyo nombre es Predimed, ha sido posible gracias a la colaboración de miles de voluntarios divididos en 19 grupos de investigación que divididos a su vez en 3, consumen distintos tipos de dieta.

Participan equipos de 7 comunidades autónomas y si bien las conclusiones se van formulando a medida que se desarrolla el proyecto, ya se afirma una revelación contundente. Así de simple: ingerir dos cucharadas al día de aceite de oliva virgen, en el contexto de la tradicional dieta mediterránea dismiunuye el riesgo de infarto hasta en un 4%.

Noticias como esta resultan impactantes en la medida que se comprueba científicamente aseveraciones que la tradición oral y gastronómica sostienen hace años. Es que en verdad, una dieta más amplia reduce no sólo el riesgo antes mencionado, sino la sensación abrumadora que acompaña una enfermedad sostenida que incluye privaciones de dieta demasiado intensas de soportar.

Referido: lavanguardia

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje




Categorías

  • Cultivo
  • Noticias
  • Recetas
  • Trucos de cocina

Archivos